como puedo controlar mi carácter

¿CÓMO PUEDO CONTROLAR MI CARÁCTER?

Carácter, este tremendo tema lo abordaremos dentro de una serie denominada Auto-liderazgo.

Porque nadie pude liderar verdaderamente a otros a menos que primero aprenda a liderarse a sí mismo.
Proverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte;
Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.

El tema de hoy es:
¿Cómo puedo controlar mi carácter?

Clic sobre el VIDEO:

Lo primero que deberíamos decir sobre el carácter es que es intrínseco. Constituye la columna vertebral que sostiene a una persona, se extiende por toda su vida como el sistema nervioso desde su cerebro hasta los dedos del pie. Y retrata fielmente su identidad como si fuera su propia huella dactilar.

Empecemos aclarando que en cuanto al carácter es más importante SER que PARECER.

La presión, las adversidades y situaciones difíciles ponen a prueba el carácter como el fuego prueba el oro, se van las apariencias y queda la verdadera esencia.

Debemos entender que los hechos fortuitos, personas irritantes, situaciones de disgusto y acaloramiento revelan qué tan sólido es nuestro carácter.

La madurez del carácter se consolida atravesando tormentas. Nunca un mar quieto produjo expertos marineros. Las raíces del carácter te sostendrán en las embestidas sociales de feroces tempestades.

Un carácter infantil y voluble es reconocido cuando los insultos y palabras descompuestas brotan haciendo subir la temperatura de las conversaciones. Ningún niño de cincuenta años podrá resistir firme incluso el más leve viento de críticas; hasta una ligera briza de comentarios le arrastrará hacia el terreno de su adversario.

Entonces ¿Qué hago cuando me provoquen?
¿Qué alternativas tengo?
¿Cómo puedo controlar mi carácter?

La clave para enseñorearte de tu espíritu, controlar tu carácter y triunfar es entender las leyes que rigen este universo. En este caso miraremos una ley en particular, la ley de Acción y Reacción. Te anticipo, todo tiene que ver, nada más y nada menos, que con tus RESPUESTAS.

Categóricamente el sabio Salomón lo sintetizó así:
…las blandas Respuestas quitan la ira… (Proverbios 15:1)

Observe que dice RESPUESTAS (no dice meramente Reacciones)

Aunque te ataquen, tú tienes en tu propio carácter el arma más poderosa, Las Sabias y Blandas Respuestas pueden Neutralizar, pacificar y acallar.
Una vez que otro ha jugado sus cartas, la forma como tú responda es tu haz bajo la manga. Muchos esperarían que reacciones negativamente como todo el mundo, pero puedes dejarlos con la boca abierta respondiendo positivamente como no prevén.

Responder y Reaccionar son diferentes. Las reacciones típicamente son impulsos emocionales. Las Respuestas son acciones racionales con conciencia y cálculo de repercusiones o consecuencias.

Así que tus respuestas, te ponen en lugar de la causa y no del efecto. Te sacan del papel de víctima y te ponen como protagonista. No un actor pasivo que depende de… sino un agente activo que propone su propia partida de juego.

Entonces, debes planificar tu RESPUESTA, no reacciones por inercia o te arrepentirá de las consecuencias. Si bien es cierto que no podemos controlar las ACCIONES de otros, sí podemos controlar nuestras propias REACCIONES, es decir, las RESPUESTAS apropiadas en cada situación, tiempo y lugar.

Así que, pase lo que pase, no reaccione, RESPONDA.

Para controlar el Carácter hay tres formas básicas de RESPONDER

1) El Poder de las Palabras blandas

Las palabras tienen el poder de subir o bajar el mercurio del termómetro emocional:
Proverbios 12:18 Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada;
Mas la lengua de los sabios es medicina.

Las palabras tienen el poder de refrigerar, aplacar y ablandar:
Proverbios 15:1 La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor
Proverbios 16:24 Panal de miel son las palabras suaves, dulces, amables;
Suavidad al alma y medicina para los huesos.

Otra versión dice:
Las palabras amables son como la miel: endulzan la vida y sanan el cuerpo.

2) El Poder del Silencio en el Caracter

No le eche más leña al fuego.
Hay incendios que naturalmente se apagarán ante la ausencia de leña. Si no sabe qué decir para arreglar la situación, no la dañe más. Cállese. Sí, sé que puede sonar fuerte, pero lo mejor que podrá hacer en muchas ocasiones es aguardar en la sala de espera para no hacer más embarazosa la situación. Por tanto, guárdese sus palabras, gestos, muecas, aspavientos y ademanes. Un movimiento en falso puedo hacerlo caer de la cuerda floja en la que ya se encuentra la relación.

¿Recuerdas de aquel que perdiendo ganó? Para muchos parecía derrotado, pero resultó el mayor vencedor: se dice de ÉL “…enmudeció y no abrió su boca…” (Isaías 53:7) Está en lo correcto, fue el campeón del Gólgota, Jesucristo.

Muchas veces tratando de aclarar, enredamos más. Procurando arreglar para justificarnos lo empeoramos. Hubiese sido mejor no hablar y dejarlo como ya estaba.
Viene a mi memoria aquel texto que dice: …en las muchas palabras no falta pecado… (Proverbios 10:19), no falta el error o incluso, hasta meter las cuatro, las patas, pues queriendo aclarar la embarramos del todo.
Con razón alguien dijo: calladito te ves más bonito.

Al respecto dijo también Salomón, el que ahorra sus palabras tiene sabiduría… (Proverbios 17:27)

3) El Poder de Pasar por alto

Proverbios 19:11 La cordura del hombre detiene su furor,
Y su honra es pasar por alto la ofensa.

Pasar por alto. Ummmm!!!
Algunos podrían decir, pero eso es indiferencia, qué grosero. Nooooo, no es indiferencia, realmente eso es sabiduría e inteligencia. El pensamiento detrás de esto es: La vida es muy valiosa, no tengo tiempo para perder.

En muchas ocasiones lo más sensato es pasar por alto. Hacer como si no hubieras visto. Cuesta, claro que cuesta y mucho. Pero tienes que pensar así: -no voy a morder la carnada-.El queso es atractivo, su olor es casi irresistible, pero no voy a caer como rata en la trampa.

Para pelear se necesitan dos. Con razón dice la Biblia:

Proverbios 26:4 Nunca respondas al necio de acuerdo con su necedad,
Para que no seas tú también como él.

Este nivel superior de sabiduría e inteligencia fue usado por el mejor líder. En varias ocasiones, los adversarios del Señor Jesucristo lo asediaron y hasta lo asechaban tendiéndole trampas, pero ante la provocación ÉL pasaba por alto, por ejemplo, dice

Juan 8:59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue.

Lucas 4:30 Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.

En varias ocasiones dejó con la piedra en la mano y con el insulto en la boca a los que lo provocaban, no se rebajó a su nivel, de la misma forma, tú tampoco caigas tan bajo cuando alguien quiera arrastrarte a la arena movediza de los pleitos y las discusiones.

Sea quien sea, no te dejes mover. Incluso si el príncipe, tu líder, se exaltare contra ti, no abandones tu lugar (Eclesiastés 10:4) Quien está quedando mal es él, está dejando ver que aunque se muestra como príncipe, es solo apariencia, pues su carácter demuestra otra esencia. No es la ropa la que hace al príncipe, no es la apariencia lo que distingue al líder, es su verdadero carácter lo que lo constituye.

Recuerda que a la palmera le toma años subir, pero el coco solo toma segundos para bajar. No lo eches a perder todo por tan poco. Tu salvación, tus sueños, metas y proyectos valen mucho más que la ofensa. No cambies lo importante por lo insignificante, conserva tu honorable carácter.

A manera de conclusión:

Esto te ayudará mucho, pregúntate ¿Cuánto tienen ellos que perder?
De antemano su necedad pone de manifiesto cuando alguien no está pensando en el futuro de su familia. Es egoísta quien se deja arrastrar a la contienda y al pleito, aunque parezca haber ganado la pelea, perdió la honra, el honor, la autoridad y el verdadero respeto. Esa persona, puso en la misma balanza, dando igual valor a tonterías como a su propia vida.

No caigas en la trampa de la provocación. Es evidente que quien te incita, provoca e irrita es excesivamente ingenuo e ignorante o tiene poco que perder o ya lo perdió todo. Pero tú tienes mucho por delante. Continua avanzando, guarda tu lugar, protege tu carácter. Dijo una vez el misionero Gary Sones “La causa es mayor que la ofensa”.

Así que ya tienes tres formas poderosas sobre Cómo Controlar tu Carácter a través de controlar tus Reacciones y planificar tus tres tipos de Respuestas:

1) El Poder de las palabras blandes, suaves y amables
2) El Poder del Silencio cuando la situación lo amerita
3) El Poder de Pasar por alto comportándote como un líder sabio.

Te recomiendo leer:
El Poder de las Gotas (Libro Gratis)

Suscríbete a nuestro boletín para informarte cada vez que hayan nuevos recursos disponibles y síguenos en:
Canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/MasLideres
FACEBOOK: https://www.facebook.com/MasLideres/
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/maslideres1
TWITTER: https://twitter.com/MasLideres1

Walter R. Agualimpia

Walter RA

Suscríbete, deja aquí abajo tus comentarios y comparte este material para ayudar a alguien a controlar su carácter, pues necesitamos MasLideres.

4 comentarios en “¿CÓMO PUEDO CONTROLAR MI CARÁCTER?

    • Gracias por participar dejando este agradable comentario. Es un gran gusto aportar y compartir información de valor.
      Comparta con aquellas personas a las que podría ser de gran utilidad.
      Un fraternal saludo.

Deja un comentario