como ser libres de las adicciones

¿Cómo ser Libres de las Adicciones?

Libres de Adicciones… …Si es posible!

¿Las adicciones? Clic sobre el VIDEO:

Se habla mucho de las adicciones desde los efectos en la salud física de las personas, pero hoy lo abordaremos desde una perspectiva diferente, comencemos entonces diciendo:

La droga no solo es el objeto, no es el polvo, la droga no es la sustancia.

Ten cuidado porque cualquier cosa o incluso persona se pueden convertir en tu droga.
Droga es todo aquello que crea adicción. Las verdaderas adicciones están en la mente.
Puedes crear adicciones donde menos te lo esperas.

Entonces ¿Cómo saberlo? ¿Cómo identificarlo? Te muestro a continuación…

Los síntomas de las adicciones:

Cuando comienzas a crear excesiva dependencia, notarás la ligadura cuando empiezas a sentir un extraño apego, al punto que sientes que no puedes vivir, dormir ni existir sin eso, esto, aquel o aquella.

Cuando aparecen las adicciones notarás que comienzas a perder tu autonomía, pues esa nueva “droga” gobierna tu vida, te vuelves completamente dependiente de las limosnas de supuesto amor, implorando mensajes, llamadas y detalles o incluso suplicando migajas de tiempo. Te desesperas por la falta de un “Me Gusta” en tu perfil, un nuevo like es recibido con gran alegría.
Cuando las adicciones se vuelven crónicas, te urge estar en contacto con esa cosa o persona que te satisface, de lo contrario parece como que la naturaleza pierde su color, el sol su calor y la comida su sabor.

Te asaltan pensamientos extremos. Comienzan a rondar ideas suicidas, empiezas a pensar que la vida pierde el sentido si no tienes aquella cosa o persona.

Ten cuidado, libérate, ese es el patrón regular, así comienza toda adicción.
No permitas que estas ataduras emocionales aprisionen tu vida. Escápate del cazador, rehúsa convertirte en esclavo sentimental, no te conviertas en la servidumbre de tu vicio ni tu ocio, Dios te ha dado dominio propio.

Dominio propio para que tomes el control sobre cualquier adicción. No es fácil, si lo fuera no habrían tantas clínicas y centros de rehabilitación, pero allí donde se acaban las respuestas humanas, solo funciona la solución divina. Cuando la tecnología, la avanzada ciencia y el dinero fallan, todos acuden en búsqueda de un milagro del cielo. Cuando las píldoras ya no funcionan y el dinero no es suficiente, quiero que tengas a Jesucristo en mente.

Te dejo tres pasos prácticos para salir de adicciones:

1) No arrastres más esos recuerdos.

No seas un adicto del pasado, corta esas cadenas, no arrastres más esos nocivos recuerdos. En lugar de mirar por el espejo retrovisor de tu pasado alimentando esa nostalgia, mira por el parabrisas de tu futuro, concéntrate en la nueva vida que hoy Dios te está ofreciendo. Porque cada vez que insistes en refrescas esos amargos recuerdos, te estas auto-flagelando, de manera sádica estás hurgando en la herida, por favor, deja que cicatrice ya esa herida, no sigas visitando ese viejo perfil de la red social para ver qué hace esa persona, ¿qué fotos y videos publica?, ¿Con quién anda?, no te lastimes más, no le eches sal a la herida.

La biblia dice:
…olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante… (Filipenses 3:13). Recuerda que no hay futuro en tu pasado. Así que sal ya de ese nostálgico presidio. Quien te llama a la luz es Cristo.

2) Persistencia en decir no a la tentación.

Usa el poder de la Persistencia para decir no a la adicción (Te recomiendo este libro gratuito El  Poder de las Gotas). Debes ser prudente, pues es frecuente re-caer en las adicciones. Cada que sientas ese deseo de consumir esa vieja “droga“, es decir, esa ansiedad por saber de esa persona, llamarla, buscarla, mirar su perfil, usa la oración como tu arma para no re-caer como presa en la tentación, la oración trae a tu auxilio el favor de Dios, es tu mejor conexión. Jesucristo es el único amigo que puede estar 24 horas contigo.

Mantén tu decisión de cambio hacia una nueva vida, no permitas que te hundan otra vez de donde ya has empezado a salir. Visualiza el lugar de alto libertad donde Dios te quiere llevar, es decir, mira por la fe, tu vida fuera de esa cárcel, fuera de esas adicciones, lejos de esa persona, mira las cosas que aún no son como si ya fueses, porque pronto sucederán. Si estás leyendo estos pasos, no es coincidencia, ya comenzó tu libertad, Gloria a Dios.

3) La Nueva Cobertura de la Presencia de Dios:

Busca cada día más del Espíritu de Dios porque solo Él ha demostrado dotar al ser humano con la templanza y el carácter para decir No a cualquier adicción.

Desconéctate de sitios, relaciones, lugares, personas y actividades que recrean la atmósfera de la cárcel emocional donde estabas hundido. Busca una nueva atmósfera, una nueva cobertura espiritual.  Sustituye los viejos y destructivos hábitos por nuevas y sanas actividades que mantengan la nueva dirección hacia la cima de tu nueva vida.

Dile así a todas las adicciones:
Me niego a seguir siendo esclavo de las adicciones.
Hoy retomo el rumbo, llamo a Cristo, el mejor piloto, para que tome el control.
Finalmente, cada vez que la adicción lance su carnada, vas a pararte firme y declararle en su propia cara:
No me ha dado Dios espíritu de cobardía, sino espíritu de poder, de amor y de dominio propio. (2Timoteo 1:7).

Comparte

¿Has atravesado adicciones emocionales? ¿Alguna vez, alguna cosa se te ha convertido en droga? Deja al final tu comentario.

Comparte este artículo, necesitamos… MasLideres.
Suscríbete a nuestro boletín para informarte cada vez que hayan nuevos recursos disponibles y síguenos en:
Canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/MasLideres
FACEBOOK: https://www.facebook.com/MasLideres/
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/maslideres1
TWITTER: https://twitter.com/MasLideres1

Walter R. Agualimpia

Walter RA

Deja un comentario