desafio del huevo

DESAFÍO DEL HUEVO PARA PADRES

DESAFÍO DEL HUEVO PARA PADRES

Desafío del Huevo: Hola a toda esta hermosa comunidad de Liderazgo.
Quiero agradecer a todas aquellas y aquellos que se están sumando a este gran proyecto de levantar MasLideres en todo hogar, familia, pueblo o ciudad. Han notado que hasta ahora hemos estado enfocados en videos más juveniles a través de enseñanzas como:

Los 10 Mandamientos del Noviazgo
Los 21 Errores del Noviazgo
La Matemática del Noviazgo
Las 5 leyes Matemáticas del Noviazgo
Las 7 Preguntas más delicadas del noviazgo antes del matrimonio
Las 5 Dimensiones del Noviazgo
3 Claves Básicas para Conocer la Voluntad de Dios

Queremos explicarles la razón, cuando ayudamos a la juventud, evitamos el fracaso de un joven e inspiramos alguna joven, también estamos apoyando a los padres de familia. Muchos padres que lo han comprendido, han manifestado su enorme gratitud y damos toda la gloria a Dios por tomarnos en cuenta para aportar un granito de arena en diferentes países. Entonces la buena noticia es que MasLideres es un espacio para todos y todas. Así que, la nueva serie que vamos a estar publicando es para todo el hogar. Como obsequio a las esposas empezaremos esta nueva serie sobre la importancia de entender que el verdadero liderazgo comienza en el hogar.  Su título es EL DESAFÍO DEL HUEVO PARA PADRES.

Bueno, comencemos explicando en qué consistió el desafío de escalar la montaña con el huevo. El grupo se reunió y bajo el liderazgo del equipo de varones enfrentamos el desafío colectivo de realizar el ascenso a la montaña en una conocida ruta de senderismo. Las instrucciones fueron claras, cada uno tenía como meta, conquistar la cima, pero con el reto de llevar consigo hasta arriba un frágil huevo, sano y salvo. En dicho huevo deberíamos escribir

¿Qué es aquello que cada uno más aprecia?

La mayoría coincidimos en que nuestro mayor tesoro es nuestro hogar, nuestra familia.
Pero el gran desafío estaba compuesto a su vez por 10 retos, que veremos uno a uno, comencemos:

DESAFÍO DEL HUEVO Nº1: TODA FAMILIA NECESITA UN MAPA Y UN GUÍA

Clic sobre cada VIDEO:

Recuerda que la verdadera montaña que estás escalando es la vida. Por eso debes hacerte estas preguntas:
¿Te estás moviendo con Metas Familiares claras o solo caminas a la deriva?
¿Hay un Proyecto de Vida como familia?
¿Qué planes tienen como pareja?
¿Qué proyectos abrigan para el futuro de sus hijos?
¿En qué lugar de la montaña quieres que esté tu familia dentro de 1 año, 5 años, 10 años, etc.?

Debes tener claras las metas en cada etapa y en cada área: educación, vivienda, finanzas, entre otras.
Eres líder, así que, no debes llevar tu familia a la deriva. Es un peligro subir una montaña sin mapa guía. Debes tener un plan e itinerario. Revisa constantemente la brújula, pues a veces algún miembro de la familia suele desorientarse, así que comprueba frecuentemente que en el hogar todos comprenden el norte de la visión familiar. Cuál es la razón por la que papa y mamá se esfuerzan tanto ¿Por qué se sacrifican? Será que te has tomado el tiempo suficiente para dialogar de modo que tus hijos entiendan cuál es la meta por la que tanto se sacrifican. ¿Cómo pueden ellos contribuir a esa meta? Es mucho más fácil que juntos suban la montaña cuando la visión está expandida en toda tu casa.

Muchos hijos viven aburridos porque ni siquiera papá sabe para dónde va.
Esposas decepcionadas porque ven incierto el futuro de su hogar.
Cuidado con ser un Padre de familia más desorientado y confundido que Tarzan en una ciudad.

Así que a partir de ahora, vas a seguir esta recomendación:
(1) Escribe la visión, y (2) declárala (explica, expone, confiesa, compártela, formula, manifiesta, proclama, comunica, contagia) en tablas, para que corra el que leyere en ella. Habacuc 2:2

Recuerda líder, el que no sabe para dónde va, todo viento le es contrario. Ora, medita y Reúne tu familia para hacer el mapa de la visión, el proyecto de vida familiar, tanto en lo espiritual y como en lo secular.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº2: MI REPUTACIÓN O MI FAMILIA – PRIORIDADES

Clic sobre cada VIDEO:

Todo Líder de Hogar se encuentra con una pregunta tipo desafío ¿Qué lugar ocupa mi familia en mis sueños, metas o proyectos? Piénsalo…

Si conquistaste la cima, pero perdiste tu familia, ummmm. Perdiste el Desafío del Huevo. Te consumirá la angustia del falso éxito.

No pierdas el verdadero sentido de la carrera. Llegar a la cima conservando lo más importante que tienes, tu familia.
Aquí es donde comienza a tomar más sentido el RETO DEL HUEVO. El camino de ascenso requiere una completa concentración, para no perder de vista el orden de prioridades:
Mientras voy escalando, mi familia voy cuidando. Con una mano agarra la montaña y con la otra mi familia.
El éxito ministerial, profesional o cualquiera que sea su etiqueta nunca debe estar por encima del éxito de tu hogar.

No sueltes el huevo, es muy frágil. La mayoría de caídas son irreversibles. Trata con delicadeza tu hogar.

No sueltes tu familia por el afán de alcanzar la cima. Habrá fracturas con consecuencias, no imposibles, pero difíciles de reparar.

En el desafío del huevo, el reto no es llegar solo a costa de perderlo todo.
No tengas prisa por demostrar, no sé a quién, que tú el súper macho capaz de llegar y conquistar la cima.
El éxito es llegar conservando el tesoro.
Una vez que estés allí, te darás cuenta que todo pierde sentido si estás solo y no tienes con quién compartir tus éxitos, alegrías y conquistas.

Con razón advierte la palabra de Dios:
…de qué sirve si ganas todo el mundo y pierde tu alma y se destruye tu casa… (San Mateo 16:26)

Recuerda líder:

La meta es llegar pero conservando tu familia.

Así que, no es una carrera legítima si en tus agitadas prisas se te cae tu familia.
Finalmente de las prisas, solo quedará el cansancio. Por eso no se trata de correr por correr, con tu familia se trata de hacerlo bien. Si lo has llegado a hacer para empresas de extraños, por qué no hacerlo para tu propia empresa: tu proyecto familiar.

Debemos entender que, en un mundo lleno de alta competitividad, el afán por alcanzar objetivos ha provocado lisiados del alma y paralíticos dentro de sí mismos, hijos que lucen bien en lo físico pero tienen enfermo el espíritu.

No sé si valga la pena jugarse la mayor herencia, pues eso dice la Biblia, herencia de Jehová son los hijos. ¿Existirá un tesoro mayor que supere la herencia que te dejó Dios?

Ostentar una reputación, guardar un nombre, proteger una imagen no es más importante que nuestra familia. Impresionar a extraños no tiene el mismo valor ni recompensa que ser admirados por aquellos que realmente nos aman. Si hay un respeto que vale la pena ganarnos es el de nuestros hijos. Las palmaditas en la espalda y los aplausos populares solo se convertirán en flores de un entierro, pero a quienes verdaderamente le importas es a tu familia. Cuídala campeón, no te dejes engañar por la seductora hambre de fama, poder, dinero y vana gloria.

No permitas que el hambre de éxito por conquistar tu cima profesional sea más importante que tu hogar, tu esposa, tus hijos. Pero tampoco permitamos que la agitada ocupación ministerial, el liderazgo y cualquier otra función, cargo u oficio ocupen el exclusivo e importante lugar que Dios le otorgó a la Familia.

Tal como expresa el lema de la Conferencia Internacional RF (Restaurando Familias)
Después de Dios, mi familia.
Todo lo demás puede esperar.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº3: ¿MACHO O VARÓN?

EQUILIBRIO ENTRE FRAGILIDAD Y FUERZA.
Clic sobre cada VIDEO:

Se requiere ser rudo con la montaña, pero delicado y tierno con la familia.

Sé rudo con la montaña de desafíos, pero tierno con tu familia.

Medita en estas preguntas:

1. ¿Eres compañero de tu esposa o verdugo de tu(s) mujer(es)?
2. ¿Eres respetado o temido por tus hijos?
3. ¿Eres un Referente de la sociedad o un patán antisocial?

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. 1.Corintios 16:13
…portaos varonilmente… wow, tremendo

Portaos ¿Cómo? ¿Machistamente o varonilmente?, Cómo es el asunto ¿Mero Macho o Verdadero Varón?, ¿Cuál es la diferencia? Aquí te la presento

Para comprender este desafío del huevo Nº3 analicemos las diferencias entre lo que es ser un Macho o un Varón.

MACHO

VARÓN

1. Se creen infalible: su palabra es inflexible, se impone sin discusión. No opina, ordena. Reconoce que comete errores, y tiene la cortesía y el súper poder de pedir perdón.
2. Se cree invencible (El mero mero, el duro del pueblo, Ironmen).

Le pesa el bigote, Ni ríe, ni llora (tuerto, sordo y mudo). Considera que los machos no lloran.

Es sensible y hasta llora. Reconoce sus flaquezas, debilidades y aspectos a mejorar.

Se siente en la confianza natural de expresar sus emociones y sentimientos a su familia. No piensa que se degrada o pierde su masculinidad por ser afectivo

3. Se siente autosuficiente, no necesita de nadie, soberbio, prepotente, a quien siguen por miedo y fuerza, no por influencia. Reconoce la necesidad del apoyo mutuo familiar. Más que la fuerza, usa su inteligencia, No tiene que demostrar hombría. Sabe lo que es.
4. Se siente en la Supremacía del Macho Alfa autoritario, dictador, agresivo física o verbalmente. Es Egocéntrico. Se siente el conquistador, pero no ha podido conquistar ni su propio carácter. A menudo es traicionado hasta por su propio temperamento. Dialogador, consejero y conciliador familiar. Trabaja en pulir su personalidad, en la conquista su propio carácter. Sabe que las palabras tienen repercusión como golpes de espada. Por eso medita en las consecuencias de lo que dice y hace.
5. Nació macho y se peleará aún con la muerte por demostrarlo.

Por eso percibe a la mujer meramente como una hembra, un cuerpo sensual, un objeto sexual.

El macho dice: detrás de todo gran macho hay una gran mujer. Porque su estándar a seguir es la imagen de macho que ha vendido el cine y los medios de entretenimiento.

Comprometido con la Auto-Construcción constante del verdadero hombre de Dios.

El verdadero varón concibe a la mujer como un ser completo, que debe ser tratado como vaso  frágil, pero no como sexo débil, La ve como complemento mutuo e idóneo, uno para el otro

El Varón dice: Al lado de todo gran hombre hay una gran mujer. Su estándar: Amar su esposa como Cristo a la iglesia y se entregó por ella.

Partido político: Bestias imponentes y Equipo deportivo preferido: Real club deportivo independiente atlético machista Aficionado de pasar tiempo de calidad con el equipo familiar.

 

Todo varón debe asumir el Desafío del Huevo, subir la montaña hasta convertirse en verdadero hombre de Dios. Portarse varonilmente, esa es su cima.

Comportarte meramente como macho te acerca más al comportamiento animal. Comportarte como varón te acerca más a lo humano y a la imagen divina de Dios dentro de ti.
Al macho lo hacen los pantalones. pero al varón lo hacen las responsabilidades.

Al varón lo hacen las responsabilidades

Recuerda líder, casi se podría decir que se nace macho, pero se hace varón. Es tu responsabilidad y compromiso comportarte como verdadero varón. Portaos varonilmente.
Usa toda tu fuerza y osadía pero para levantarte de las caídas.
Usa todo tu coraje y gallardía, pero para proteger, del mundo y el diablo, el hogar que Dios te ha dado.
Así que, sé rudo con la montaña de desafíos, pero tierno con tu familia.

Comparte este artículo sobre el desafío del huevo porque es urgente la necesidad, en cada hogar necesitamos menos machos y más Varones, necesitamos MasLideres.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº4: SUBIR LA MONTAÑA MIRANDO AL PASADO

Clic sobre VIDEO:

Subir la montaña mirando al pasado, Imposible!!!

Así es, no puedes subir la montaña mirando todo el tiempo al pasado.

Te invito a que lo intentes, escala una montaña caminando de espaldas. Ardua tarea.
Así que quita la mirada del espejo retrovisor y enfócate en el futuro que tienes por delante.

El apóstol Pablo tuvo que hacer lo mismo, por eso él dijo:
Filipenses 3:13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante.

Cuidado, te va costar escalar y llegar a la cima si no sueltas esas cargas que has arrastrado por años desde debajo de la montaña, cuando aún vivías en el valle, los remordimientos por el abandono desde tu niñez, o quizá el maltrato en tu infancia y sus secuelas en tu dura adolescencia.
Tal vez caíste, sentimentalmente te lastimaste, pero permite ya que cicatricen esas heridas. Perdona, libérate de peso emocional extra, supera ya esa caída.

Tal vez fuiste víctima de la falta de amor debido a un padre machista-mujeriego, hubo carencia de afecto, escasos referentes en la figura paterna, sentiste que robaron tu niñez o nunca tuviste una. Pero ahora es tu oportunidad de cortar esa maldición generacional y evitar que se repita en tu hogar esa triste historia.
Observa cómo muchos padres, amargados aún, dejan su presente y su futuro en manos de su triste pasado y en lugar de escalar hacia la cima, ellos mismos hunden más su propia familia y con su melancolía tiene estancado a su hogar.
Entonces toma cuidado porque tu resentimiento con el pasado te aleja cada vez más la futura cima. Deja de quejarte, ¿Hasta cuándo te lamentarás más por aquello que nunca pudo ser?
Dios te ofrece borrón y cuenta nueva. Aprovecha.

No busques razones para justificar tus caídas, resbalones o fracasos, busca motivos para inspirarte y levantarte una y otra vez más. Portarse varonilmente, repito, pórtate como verdadero varón, Como explicamos en el Desafío Nº3, inspirarte en tu familia para levantarte de todas las caídas. Ellos están observándote.

Cuando quiera asaltarte el desánimo, o resignarte o rendirte, entonces pórtate varonilmente, es decir, aquí es donde necesitas ser verdadero hombre, no el macho que le grita a su esposa y se aprovecha de la aparente ventaja de fortaleza biológica, sino el varón que a pesar de las gotas, no sé si de sudor o lágrimas, saca fuerzas de la debilidad para continuar guardando esa preciosa responsabilidad que Dios te otorgó como heredad. Si vas a ser rudo con alguien, que sea contigo mismo. ¿Vas a demostrar bravura?, que sea cuando caes para levantarte. Si vas a usar osadía que sea para dejar abajo tu pasado y dirigir tu familia hacia la cima.

No importa qué tan difícil parezca la montaña, si resbalas no caigas y se caes no te quedes en el suelo, levántate. Si requieres motivos: piensa en aquellos que más amas.
Alguien dijo: caerse está permitido, levantarse es obligatorio.
Olvida pues las caídas que quedaron atrás y extiéndete como el apóstol Pablo a lo que está adelante. Tu familia te necesita, levántate.

Quiero dejarte un video de ayuda para vencer uno de los principales obstáculos para salir del estancamiento y dejar el pasado atrás: Las 4 Consecuencias del rencor.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº5: LÍDER ECONÓMICO DEL HOGAR – FINANZAS FAMILIARES

Clic sobre cada VIDEO:

Este es el desafío de ser el guía, asesor y administrador de las finanzas del hogar.
Un administrador debe contar con la sabiduría para dosificar los recursos económicos de tal manera que no derroche la abundancia para que haya suficiente para los tiempos de escasez. Tal como hizo José en Egipto con las 7 vacas gordas y las 7 vacas flacas. La economía no es una constante en ningún hogar, siempre hay valles y montañas, pero la sabiduría es saber dosificar para que en todo tiempo haya.

Debido a esto, ten cuidado con las malas jugadas apresuradas, esto es, satisfacer meramente gustos y caprichitos puede parecer poquito pero a la postre puede pasar factura con retroactivo. Facturas acumuladas que llevarán tu casa a la banca rota económica.

Mira, observa, aprende de la hormiga, en el verano se prepara, reúne, asegura su comida, y recoge, se abastece, guarda y ahorra en el tiempo de la abundante cosecha su mantenimiento, su futuro sustento (Proverbios 6:8)

Muchos se quejan de su dura condición económica mientras suben la montaña, pero la mayoría de las veces no fue falta de bendición, fue falta de correcta administración. Ciertamente deslumbrados por la efímera ilusión que produce la abundancia malgastamos desmedidamente, y eso se puede ver en la forma de derrochar, por ejemplo, comida desperdiciada, despilfarro en el consumo de servicios (energía, agua, entre otros usos descomedidos). Sin darse cuenta, se desparrama y se disipa el dinero. Desaprovechando la oportunidad de ahorrar para los tiempos duros y las cuestas de la montaña.

Así que, este desafío del huevo requiere un líder, debes convertirte en un excelente mayordomo. La mayordomía no es opcional, una correcta administración financiera es indispensable en el hogar. Muchos matrimonios y familias han colapsado por la mala gestión de los dineros, la malversación de fondos, la desatención o la tardía reacción para sanar el área económica. Ahogados por las deudas han sido presa de la angustia, el estrés, la desesperación y la constante discusión sucumbiendo en la separación.

Aunque seas líder, obviar este tema puede ser desastroso. Si un líder del hogar no presta atención para tener salud en sus finanzas, nunca tendrá paz económica, arrastrará una pesada carga que no le dejará subir la montaña.

RECOMENDACIONES:

Aquí tienes una serie de ayudas para afrontar este desafío del huevo en el área económica:

¿De qué sirve el dinero en las manos de quien no sabe administrarlo? (Proverbios 17:16)

1) Mueve tu familia siempre a través de presupuesto.
– Debes caminar con objetivos económicos claros,
– Debes tener una planificación financiera
– Escribe tus metas con sus correspondientes fechas,
– Debes ser consciente de tu lista de gastos.
– Debes detectar fugas y grietas económicas. Repara el bolsillo roto.
– Debes identificar las urgencias reales y separarlas de los falsos apuros o dudosas prioridades.
– Paga primero las deudas más pequeñas, pero no destapes un hueco para tapar otro.

2) Siempre ten claro que antes que el gusto, el placer, los gastos superfluos y los caprichos, van primero las verdaderas necesidades. Cumple con tus obligaciones legales, civiles y entonces lo demás. Cuidado con malbaratar, no compres por comprar. Cuida tu hogar de los excesos, abusos, desproporciones, glotonerías y vicios.

3) ¿Gastar o invertir? Procura que seas tú quien le diga al dinero dónde debe ir. Enseña a tu familia la cultura del ahorro y crea una atmósfera de conciencia para reutilizar, economizar e invertir. La quiebra o banca rota nunca viene a la familia por casualidad, siempre es un proceso que explota cuando ya no puede resistir. Si no ahorras y evalúas en qué se te va el dinero, te perseguirán las vacas flacas.

4) Debes prepararte para las sorpresas económicas de la montaña, puede haber pasajeras tormentas económicas, aludes bancarios, avalanchas hipotecarias, deslizamientos bursátiles y resbalones laborales, tú no eres dueño del mercado de oferta y demanda, pero recuerda, cualquier inesperada caída duele o impacta menos cuando hay un colchón que amortigüe, así que guarda, atesora y ahorra, pues necesitas tener unos fondos para cualquier eventualidad, accidente, mala noticia, o contingencia.

5) Puedes ser un emprendedor con una micro-empresa familiar. Sé creativo, piensa en fuentes de ingreso extra, aprovecha positivamente la tecnología y las plataformas de internet. Capacita a tus hijos para que contribuyan a la estabilidad y crecimiento económico del hogar. El mismo tiempo desperdiciado en el ocio, puede ser convertido en dinero a través de las redes.
No corras el riesgo de depender solo de un empleo. Invierte parte de tus ahorros en otras alternativas. Diversifica tus fuentes de ingresos.

6) Decídete a re-adaptar tu estilo de vida a tu verdadera economía y no lo contrario. Ya que aparentar un estilo de vida que realmente no se puede sostener, engaña a otros, pero te perjudica a ti.

7) Toma en cuenta que si quieres ser el líder económico, el asesor financiero de tu hogar, te debes capacitar. Hay conocimientos que no vendrán por suerte o mera casualidad, por eso te dejo aquí abajo algunos de los mejores libros, muy recomendados sobre educación financiera, estúdialos varias veces y aplícalos:

1) Libro de Proverbios en la Biblia

2) Los Secretos de la Mente Millonaria. (T. Harv Eker)

3) Padre Rico, Padre Podre (Robert T. Kiyosaki)

4) El Hombre más Rico de Babilonia (George S. Clason)

5) El Tao de Warren Buffett (David Clark, Mary Buffett)

Pensando en Jóvenes y niños:
6) Educación Financiera (Para Padres e Hijos) – Alberto Chan

7) Padre Rico Padre Pobre para Jóvenes (Robert T. Kiyosaki)

 

Deseo concluir  este quinto desafío de una forma muy reflexiva. La paradoja:
“Descuidar la familia por buscar dinero para la familia”.
Muchos se han visto en la triste situación de lograr todo el dinero para construir la casa, pero perdieron el hogar. Ciertamente construyeron un castillo, pero se destruyeron emocionalmente sus hijos.
Consiguieron una mejor economía pero se les deterioró la familia. Logran una nueva y linda casa; y aunque quedó atrás el viejo rancho de tablas, con piso de barro, paredes de madera y latas, pero también quedó atrás la irrecuperable inocencia de esa niña y la tierna sonrisa de ese pequeño y para no herir, es mejor ni hablar de los escombros matrimoniales porque aquella vieja relación de pareja es historia.

Lastimosamente, a costa de unos objetivos económicos se sacrificaron los niños. No lo desconozco, el dinero es importante, pero no lo es todo.
El dinero no podrá jamás hacer volver la inocencia de esa jovencita que fue abusada por familiares desde niña. Sola, indefensa y desprotegida, fue presa y víctima del abuso y la explotación.
Los billetes no podrá devolver la ternura de ese niño ahora convertido en un adolescente “indomable” y rebelde, resentido por el inexplicable abandono paterno. Violento y agresivo al no saber cómo expresar su vacío. Victima ingenua de un sueño de dinero que él jamás soñó. Provisto aparentemente de mejor comida, ropa y comodidades, pero desprovisto y vacío de lo más importante, el calor de un verdadero hogar, las caricias de una madre, el abrazo y la orientación de su padre.

Posiblemente, en este momento has puesto tu mano sobre tu corazón y te estás peguntando ¿Qué es lo que he hecho? Pero ahora la pregunta apropiada es ¿Qué puedo hacer?
Escucha muy bien, no importa si crees que estás ya por llegar a conquistar la cima de la montaña, si esa conquista ha debilitado tu hogar, o peor aún, te ha hecho perder tu familia, STOP, detente, de nada te sirve si ganas todo el mundo pero pierdes tu hogar. Regresa al valle donde ellos quedaron y comienza a subir junto con ellos. Alguien dijo, si tú eres líder y te encuentras solo en la cima, baja y ayuda a otros a subir la colina.

Por otro lado, pídeles perdón por todo ese tiempo de confusión de prioridades. Diles, gracias a Dios, he leído y entiendo que es mejor un bocado seco, pero juntos y en paz, que un banquete pero con corazones resentidos, amargados y en soledad.
Es decir, a partir de hoy, he tomado la decisión:
“Todos en la ciudad o todos en la finca, todos en el extranjero o todos en el pueblo” porque el dinero no puede estar por encima de la familia, nuestra prioridad se llama hogar.

Donde quiera que estés, en avenidas de cemento o en caminos de barro, Dios va a respaldarte si pones las prioridades correctamente:
Busca a Dios primero y las añadiduras vendrán. Cuida, cultiva y conserva tu hogar y la felicidad te dará la paz que necesita tu alma para administrar cada bendición en el camino de ascenso hacia la cima de metas y proyectos. Aunque a veces nos parezca lento el ascenso, es mucho mejor subir junto con la alegría y el calor de los nuestros.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº6: ¿PADRE O PROGENITOR?

Clic sobre cada VIDEO:

Vamos al grano:
¿Engendrar o criar? Cuidado, no es lo mismo, para entenderlo desde ya piensa en esto:
Procrear o fecundar toma unos minutos, pero educar y formar requiere toda la vida.

Todo líder del hogar debe entender estas grandes diferencias entre padre y progenitor.
Analicemos entonces dichas diferencias:
Progenitor e hijo, son unidos por un lazo sanguíneo;
Un padre y su hijo son unidos por un lazo afectivo.

Por esta falta de enlace afectivo, el típico progenitor es un macho de mediocre paternidad, escasa responsabilidad o cero compromiso. Un mero progenitor es solo eso, un macho, pero un verdadero padre es un varón que ha asumido la responsabilidad de mentor, consejero, guía, tutor y educador, entre otras. Aprovecho para recomendarte el video del desafío número 3: Macho o Varón, las siete diferencias.

Los progenitores son procreadores o reproductores de la especie, multiplicadores de la humanidad, pero los padres son formadores de carácter y constructores de personalidad.

Para un padre el reto no es la reproducción biológica, sino la reproducción espiritual, moral, ética de principios y valores que sostienen a una familia y a la sociedad. Pues la proliferación orgánica es un asunto para el que no se necesita mucha cabeza, hasta los animales por instinto la realizan. Pero el desafío es ejercer responsablemente tu paternidad.

En consecuencia, un verdadero padre no se enfoca solo en el crecimiento físico sino que planifica y se capacita para brindar un desarrollo integral.

Lo común es que un simple progenitor obedece al instinto de macho. Pero ser padre es una decisión responsable hecha por amor. Ser padre es un proceso que implica constante auto-evaluación.
Lastimosamente hay progenitores que tienen a sus hijos casi como animalitos, al punto que puede llegar a verse más afecto entre una mascota y su cría que entre un progenitor y su hijo.

To te equivoques, no hay que invertir mucho para llegar a ser progenitor. Es solo un estado biológico del aparato reproductor, pero ser padre, ser padre requiere mucho más que la casualidad de haber nacido macho. Ser padre demanda aprendizaje, desarrollo y autoconstrucción.

La, aún machista, atmósfera del mundo en el que nos movemos está llena de progenitores biológicos, pero hoy más que nunca necesitamos verdaderos padres.

Hay muchos progenitores que hacen presencia física pero nunca llegan a hacerse sentir realmente como padres. Cierto es que logran su función biológica de reproducción y multiplicación de la especie, pero no se capacitan, no se desarrollan y no trascienden a su verdadera función de paternidad.

Lamentablemente por esa atmósfera machista aún hay progenitores para quienes el hijo es visto como un aborto fallido, un objeto no deseado, alguien que no debió nacer, una carga fastidiosa, un obstáculo en los planes de diversión y libertinaje.

Si esta reflexión te ha inquietado y estas diferencias han clarificado tu mente entonces te estarás preguntado muy posiblemente ¿Qué puedo hacer?

Recibe estas pautas:

Primero que todo, comienza por desistir de la idea o actitud del hombre sabelotodo, aún puedes recapacitar y cambiar. Incluso el que es sabio oye para aumentar su saber (Proverbios 1:5)

En segundo lugar, ante tus hijos quítate el disfraz del macho infalible.

Tercero, en tu agenda eleva el nivel de prioridad que merece tu familia.

Adicionalmente, en lugar de una zona de guerra o una batalla campal donde nadie quiere vivir, crea en tu hogar una república independiente del mundo donde el centro sea Dios y no los sistemas de entretenimiento ni los medios de comunicación.

Por otra parte, declara el cese de hostilidades, dando tú el ejemplo: abandona las palabras hirientes y de alto calibre, los gestos despectivos y actitudes agrestes. Recuerda: la violencia no es la madre de la paz, violencia engendrará más violencia. Pero si siembras afecto, aun cuando estés viejo cosecharás amor. Tu futuro no será la triste soledad incierta de un asilo para ancianos, por el contrario cosecharás el amor que desde la infancia has sembrado.

Además, prepárate porque en la montaña de la vida vendrán serias avalanchas queriendo arrastrar algún miembro o toda tu familia. Como líder debes estar vigilante, anticipar y proteger en la mayor medida posible de las avalanchas de inmoralidad que causan tantos estragos y degradación social.

Refuerza los lazos de afecto dedicando tiempo a la integración, deporte, recreación y actividades lúdicas. La sana diversión, el buen humor, la sonrisa y los tiempos de esparcimiento ayudan a curar heridas emocionales y viejos resentimientos.

Así que no permitas que nuevamente se repita la historia. Porque la desaparición de la figura paterna, la ausencia de su rol o el débil ejercicio de su función pasa factura en la siguiente generación.
Aprende de los éxitos y de los fracasos de los modelos de paternidad bíblicos. Estudia además buenos libros. Busca buenos referentes pero también analiza las figuras de autoridad fallidas: aprende ¿por qué fallaron? unos por el afán de poder, otros por darle más importancia a la ocupación de un cargo o función, otros por el desorden y desequilibrio entre prioridades espirituales, sociales y familiares.

Finalmente recuerda que la ley físico-matemática de acción y reacción también aplica a la paternidad. Así que toma muy en cuenta que tus hijos no son la causa, sino el efecto (Proverbios 22:6) Con lo cual todo lo que tú digas o hagas les generará consecuencias, ya sean, secuelas negativas o efectos positivos. Siembra de tal manera que desde ahora sepas qué recogerás en la cosecha.

Quiero dejarte con la siguiente pregunta para que reflexionemos entre todos/as:
¿Qué hace más daño (un progenitor violento) o (uno fugitivo irresponsable que no dio ni el apellido)?
Te invito a dejar tus comentarios al final, para ti ¿Cuál de los dos casos hace más daño?

DESAFÍO DEL HUEVO Nº7: SACRIFICAR TU ORGULLO – LOS HOMBRES SI LLORAN

Clic sobre cada VIDEO:

Mientras vas escalando por la montaña de la vida, experimentarás travesías peligrosas en las que incluso puedes llegar a resbalar, caer y sufrir. Pero tendrás que tomar una decisión radical: Sacrificar tu orgullo y pedir ayuda.

Aunque te hayan criado con la mentalidad de «macho man» que dice “los machos no lloran”, en algún momento y lugar en la montaña te darás cuenta que deberás aceptar y reconocer que todos necesitamos ayuda. El camino hacia la cima trae fatiga, agotamiento y dolor, allí te darás cuenta que los hombres también lloran, los hombres tienen corazón. Por consiguiente, no prestes más atención al qué dirán de las lágrimas, más que al qué dirán si te rindes quedándote abajo como si fueras un fracasado. No sacrifiques tu familia por tu orgullo de autosuficiencia, lo mejor es pedir ayuda, todos la hemos solicitado en algún momento y lugar de la montaña. Algunos hemos caído en huecos emocionales, en fosas de oscuridad, hoyos de soledad y baches de depresión. Te cuento algo, hasta los mejores hombres de Dios como Elías lo experimentaron luego de escalar la montaña de su exitoso ministerio o el rey David después de sus emblemáticas hazañas y victorias, pero ellos doblegaron su vano orgullo y buscaron ayuda.
El verdadero desafío se trata de pesar qué es más importante en la balanza, ¿tu reputación de “Macho Alfa” o cuidar ese frágil compromiso que tienes entre tus manos para llevarlo al futuro sano y salvo?
No se trata de demostrarle a otro hombre que puedes ganarle, se trata de demostrarte a ti mismo que puedes superarte, superarte para cuidar de tu familia.

Para muchos hombres suele ser difícil y vergonzoso reconocer y buscar ayuda. Pero tú debes ser inteligente, pues aquí no se trata de impresionar a la gente sino de salvar tu familia, de muy poco sirven los aplausos de fuera si todo está perdido dentro. Así que cuando te veas al borde de caer, te sientes débil y parece que las cosas en tu entorno van mal, no mueras en silencio por la vergüenza al qué dirán, sacrifica tu orgullo, pide ayuda, apóyate en un mentor, un aliado o un verdadero camarada, no de drogas, licor y copas que te hundan en la derrota, sino de consejos que te hagan levantar la mirada hacia la cima de la esperanza que te muestren que una caída no es más importante que tu familia.

Aunque pedir ayuda, siendo todo un hombre te parezca debilidad, no importa, que la gente piense o interprete lo que quiera, lo que está en juego es aquello por lo que tantos años has trabajado, la integridad de tu familia, mantenerla sana y salva es tu verdadera meta. Te advierto, los chismes, murmuraciones, señalamientos, críticas y otros tipos de piedras siempre habrá para impedir tu caminar, hasta para el Señor Jesucristo las hubo. Pero debes continuar.

Ahora bien, dentro de este mismo desafío del huevo Nº 7, sacrificar ese tonto orgullo social, se encuentran situaciones donde nos cuesta quedarle mal, supuestamente, a los “amigos” a pesar de que quedarle bien a ellos signifique quedarle mal a los de nuestra casa.
Así que debemos sacrificar nuestro tonto orgullo para aprender a decir NO, tal como lo escuchas, responde NO cuando otros estén tratando de ocupar el tiempo que le corresponde a tus hijos. Abiertamente responde NO cuando las invitaciones, entretenimientos y múltiples ocupaciones traten de invadir el lugar de tu familia e incluso tu privacidad. No tienes que agradar a todo el mundo.

Precisamente el desafío es entender que al final de la carrera, solo tu familia importará. En el invierno muchos supuestos amigos se irán, en el desierto muchos compañeros te abandonarán, y al pasar de los años, cuando se vaya el dinero y llegue la enfermedad, ese frágil vínculo familiar es todo lo que tendrás, por eso, cuídalo. Sacrifica todo orgullo vano. No importa que los otros que se creen el típico macho superman te vean como un tonto. Donde realmente vale la pena que me amen y me admiren como superhéroe es en mi hogar. Es allí donde verdaderamente vale la pena ganarse ese honroso lugar como referente de inspiración y respeto familiar.

Ya lo sabes, los hombres si tienen sentimientos, los hombres tiene corazón pero…
¿Tú que dices? ¿Los hombres lloran?
Deja tus comentarios al final.

DESAFÍO DEL HUEVO Nº8: DISFRUTAR LA TRAVESÍA – ESCALAR SIN HACER TRAMPA

Clic sobre cada VIDEO:

Como casi todo lo que se hace por imposición, subir la montaña por obligación es frustrante.
Sientes que en lugar de disfrutar la aventura se convierte en una tortura. Esa es la palabra de describe la vida de muchas jóvenes, padres y en general muchos hogares.

Si bien es cierto que todos tendremos etapas duras durante el ascenso, no podeos tomarlas como pretexto para hacer trampa. Es la tendencia cuando las circunstancias aprietan y el compromiso familiar parece quedarnos grande. Pero siempre recuerda que hay muchos atajos pero, en lo relacionado a la responsabilidad materna y paterna, generalmente son senderos falsos.
Los caminos facilones a menudo son espejismos y engañosas ilusiones.
Tratar de eludir tu compromiso a la postre es muy improductivo. No la defraudes, tu familia lo vale. Huye de lo ilícito, pretender llegar a la cima por un camino rápido, fácil, bueno, bonito y barato te puede salir muy caro, piensa en estás cinco palabras: (Cárcel, Hospital, Cementerio, Viuda, Huérfanos) y Dios no quiere eso para ti ni los tuyos, cuídate de los atajos.
¿A quién vas a engañar? Tú eres el líder del hogar. Si sueltas tu responsabilidad de cuidar tu hogar, no importa cuán alto finjas estar, aunque la gente te vea en la cima, tú y tu familia sabrán que estas en el fondo, es decir, socialmente todo un campeón, pero familiarmente un perdedor, uno que no dio la cara al compromiso que adquirió. Alguien a quien le quedó muy grande el desafío llamado familia. He aquí el verdadero desafío de padres, escalar sin hacer trampa con tus responsabilidades. En este desafío, de muy poco sirven las apariencias. Lo expreso en criollo, de qué vale:

– Un tremendo sueldo a costa de tu matrimonio muerto,
– Un gran prestigio a costa de sacrificar tus hijos.
– Ser afamado y de renombre pero tu familia te desconoce.

Asume tu RESPONSABILIDAD

Hoy estas siendo desafiado a cambiar la historia de cómo te hayan criado. Estás siendo desafiado a disfrutar y ver el reto familiar diferente a la cultura machista popular, no mires tu responsabilidad familiar como una fastidiosa obligación, sino como el privilegio de ser el líder abanderado de tu casa, ahora mismo estás siendo desafiado a mirar invertir en la más importante de las empresas, tu familia y el más duradero e importante de tus proyectos, tu hogar.

¿Qué puedo hacer para disfrutar esta hermosa aventura?
¿Qué puedo hacer para rechazar la tentación de hacer trampa con mi responsabilidad?

Sigue estas 3 ayudas:

Clave práctica N1: Aprovecha las Huellas

Observa, estudia, analiza y aprende de tus caídas. No es tan malo caerse como volver a caer en el mismo hueco por no haber aprendido con qué tropezaste la última vez. Adquiere aprendizaje de las caídas de aquellos que pasaron por el mismo camino. Piensa, si ellos también cayeron, pero a pesar de ello se levantaron, tú igualmente puedes lograrlo. No es posible que si otros varones pudieron a sacar adelante una docena de hijos, tú con menos de la mitad, cuatro, tres o dos hijos estés todo el tiempo quejándote.
Entonces aprende y aprovecha las huellas que otros han dejado. Aprende, tanto de sus éxitos, como de sus fracasos. Admira sus conquistas, pero examina cuidadosamente sus descalabros.
Esfuérzate, no te rindas, deja huellas, recuerda que tus huellas les servirán a otros. Es lo único que muchos verán después de ti. Siembra ayuda para que puedas recoger apoyo. Planta ánimo para recoger estímulo, cultiva perdón para que coseches amor.

Clave práctica N2: Disfruta tu Etapa. No te Frustres

Cada familia tiene su propio proceso, sus propias fortalezas, sus propias, sus respectivas ventajas y desventajas.
No te frustres al ver que otros van escalando aceleradamente (Salmos 37:1 no tengas envidia cuando veas un dudoso e inexplicable crecimiento veloz, ni caigas en la crítica porque no sabes si es genuino o simplemente tu no lo entiendas). Pero cuidado, muchos han sacrificado la integridad familiar por alcanzar un veloz supuesto éxito personal; sin embargo al final ese clase de formula ambiciosa produce accidente fatal.

-No te aflijas empeñándote en compararte con otros, mejor analiza en qué parte de la montaña esta tu familia hoy, dónde se encontraba ayer y dónde deberías estar mañana, marca tus propias metas con cada etapa del camino.

Como decía Will Smith: No gastes dinero que no tienes para comprar cosas que sinceramente no necesitas tratando de impresionar a extraños a quienes al fin y al cabo no les importará tu familia.

Clave práctica N3: Encara tu Propio Desafío y Disfruta tu Travesía

Cada hogar se verá desafiado a enfrentar su propio monte. Tanto eufóricos montes de éxito como agónicos valles de soledad (enfermedades, banca rota o iliquidez financiera, muerte) Cada hogar tiene su propio “desafío del huevo” fuerza y fragilidad. Así que no vivas la vida de otra familia, disfruta tu familia. No se resignes a ser una mera copia.
No rivalices, ni compitas por comprar lo que todo el mundo compra.
En ningún momento se angustien por lucir, vestir o adquirir lo que todo el mundo persigue.
No sean una mera réplica de la pasajera moda consumista y materialista.
Dios te ha dado un liderazgo, asúmelo y con tu familia protagonicen su propia película.
Abandonen la actitud pasiva de espectadores y víctimas reactivas. Asuman un liderazgo proactivo.
Dios les ha llamado para propósitos, mucho más altos que cualquier montaña.

Ahora te pregunto ¿La familia se te ha vuelto una rutina?, ¿Dios no te ha llamado a vivir una simple monotonía? ¿La montaña de la vida para ti es una aventura o una tortura? Déjame tus comentarios.

Mantente alerta, estaremos publicando constantemente hasta completar los 10 DESAFÍOS DEL HUEVO.

Suscríbete a nuestro boletín para informarte cada vez que hayan nuevos recursos disponibles y síguenos en:
Canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/MasLideres
FACEBOOK: https://www.facebook.com/MasLideres/
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/maslideres1
TWITTER: https://twitter.com/MasLideres1

 

Walter R. Agualimpia

Walter RA

Deja un comentario